sábado, 21 de diciembre de 2013

A la sombra de un árbol

El verano se está haciendo sentir este año, y la sombra de un árbol es algo impagable. Hagamos un breve recorrido por algunas curiosidades y datos que arrojen luz sobre las sombras, y ,¿porqué no?, aprovechemos el tema para irnos por las ramas:

- Los árboles en las ciudades traen múltiples beneficios. Una ciudad con árboles es una ciudad saludable y bella, y la sombra es un pequeño paraíso a la hora de transitarla, ya sea a pie o en vehículos.
 
- Cuantitativamente, ¿cuánta sombra da un árbol? A los amantes de las matemáticas le pueden gustar estos cálculos.

- Una de los varios orígenes que se le da a la palabra Chamamé tiene su origen en la frase guaraní: “Che amoá memé”, que traducido al castellano significa "Doy sombra a menudo, constantemente”. La enramada de los árboles otorga la sombra y, en la zona del Litoral (específicamente en el ámbito rural de la provincia de Corrientes), el baile chamamecero se realiza bajo las enramadas, que protege del inclemente sol de las siestas y del rocío de las madrugadas.




- Un proverbio chino dice que "El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es hoy". Así que si están interesados en plantar un árbol cuya especialidad sea dar sombra, consulten esta lista para tener una guía. Igual recomiendo consultar con un especialista, ya sea ingeniero agrónomo o paisajista.
En nuestra casa tenemos un fresno cuya sombra es muy apreciada y disfrutada todos los veranos.
El fresno de nuestro patio y el sol del mediodía

- ¿Y porqué no un poco más de folclore argentino? Esta vez desde Salta, la linda.




sábado, 2 de noviembre de 2013

Viviendas de madera (o la casa DE ÁRBOL)

La semana pasada se dió a conocer a través de distintos medios de comunicación una noticia importante para la región y el país:

"Las viviendas de madera de eucalipto obtuvieron el certificado de aptitud técnia (CAT) a nivel nacional."
(CAT código 2959 "Construcción sustentable de alta prestación")

El Gobierno Nacional, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, certifica la aptitud de este sistema constructivo (construcción tipo canadiense con madera de Eucalytus grandis), lo cual permite su implementación en diversos planes de viviendas, y genera además información de respaldo que facilita la obtención de certificados a nivel provincial o municipal.
El CAT demuestra que este tipo de viviendas cumple con los estándares mínimos exigidos a las construcciones tradicionales.

Casa social "Emaus", de madera de eucalipto en Concordia, Entre Ríos.

Los intersados en conocer más sobre las tramitaciones realizadas para obtener el certificado CAT, sobre el sistema constructivo aprobado ó sobre su implementación en el futuro, consultar al INTA Concordia.



Fuente:
NOVEDADES FORESTALES INTA CONCORDIA Boletín electrónico semanal, gratuito. Toda la información e imágenes son de libre reproducción citando la fuente, a no ser que se exprese lo contrario. Para suscribirse al boletín envíe un mensaje a novedadesforestales@correo.inta.gov.ar , colocando "Suscribir"  en el asunto. Para cancelar coloque "Borrar"  en el asunto
Editado en la EEA Concordia del INTA. Dirección Postal: C.C. 34 - E3200AQK Concordia, Entre Ríos, Argentina  TE 54-345-4290000 - FAX 54-345-4290215 Página Web:
http://www.inta.gov.ar/concordia




Existen diversos tipos de sistemas constructivos que utilizan madera como principal material. Para dar dos ejemplos más, veamos uno nacional y otro extranjero:

- Bloques de madera encastrada (ladrillos de madera)

CORFONE S.A. - Neuquén (Argentina)





- Paneles masivos de madera (CLT - Cross Laminated Timber) - (Europa, Estados Unidos, Australia)


Charla TED en California, Estados Unidos:
TED Talks - Michael Green: Porqué debemos construir rascacielos de madera (con traducción al español)

Video demostrativo del sistema:



jueves, 17 de octubre de 2013

Encabado de cuchillo


Este cuchillo marca Chalimex es, para los entendidos, un cuchillo bastante bueno para su precio (alrededor de AR$30 a octubre de 2013), y es muy útil para diversas tareas en la cocina (usos generales, deshuesar) o de camping (filetear). El caso es que viene con un mango de plástico y es muy propenso a quemarse (como en este caso) o romperse, y además entre el mango y el cuchillo entra agua y a la larga comienza a oxidarse, a pesar de ser de acero inoxidable.

 
Conclusión: vale la pena salvarlo y se merece un mango decente.
Al fin y “al cabo”, en un mundo que se maneja con dinero, es injusto que un cuchillo ande sin “un mango”…

Materiales:
- Cuchillo de acero inoxidable sin mango
- Madera de mora amarilla
- Varilla de acero inoxidable de 4mm de diámetro
- Pegamento epoxi de dos componentes
- Mezcla de aceite mineral y cera de abejas

La madera elegida: Mora amarilla
Ya la he utilizado y hablé de sus propiedades en esta otra entrada. En este caso la elegí por su resistencia al agua, su dureza y por su excelente estabilidad.
El color de esta madera cambia con la exposición a la luz. En un par de meses, y dependiendo de la cantidad de luz solar que reciba, el mango puede llegar a tener el color que muestra la siguiente imagen:

Arriba-derecha: color de la mora amarilla recién cortada
Abajo-izquierda: color de la mora amarilla expuesta a la luz (algunos meses)


Después de generar dos planos perpendiculares en la garlopa, utilicé la sierra circular de banco para obtener un listón con el espesor necesario.

Cuarto tronco y listón.
Para aprovechar mejor la madera, sólo retiramos del listón la madera necesaria. Con el cuchillo se busca la mejor porción para realizar el mango, prestando atención al sentido de las vetas y evitando los defectos en la madera.

Así llegó el cuchillo – Óxido en la superficie
Debajo, la madera para hacer el mango (mora amarilla)
No saqué fotos del proceso de limpieza del cuchillo, pero no es complicado: mezclamos bicarbonato de sodio y jugo de limón en un recipiente, lo aplicamos sobre el cuchillo y con una lija al agua fina (grano 400) retiramos todo el óxido presente. Luego enjuagamos y secamos bien.

El cuchillo limpio de óxido y el mango cortado burdamente.
Antes de colocar el mango, se debe terminar la parte frontal del mismo, ya que después de colocado la tarea se dificulta mucho. Decidí hacerlo recto, pero puede tener una inclinación como el mango de plástico original. Con lijar hasta grano 180 es suficiente.

Frente del mango lijado.
Si el cuchillo no tuviese los agujeros para los remaches, conviene pegar las dos partes del mango con pegamento epoxi y luego realizar el agujereado sobre las maderas y el cuchillo al mismo tiempo.
En este caso los agujeros para los remaches ya están realizados en el cuchillo, así que hay que asegurarse que los agujeros que se hagan en la madera coincidan. Hay varias opciones, yo decidí realizar el pegado de las maderas en dos partes.
El pegamento epoxi es resistente al agua y evita que la misma ingrese entre el cuchillo y la madera. También ayuda durante el armado del mango, pero no cumple la función de mantener las maderas en su lugar, esa es tarea de los remaches.

Procedemos a pegar uno de los laterales con pegamento epoxi de dos componentes.
Una vez curado el pegamento, realizamos el agujerado el primer agujereado.

Luego damos vuelta el cuchillo, colocando por debajo la parte de madera sin pegar, y utilizando de guía los agujeros en la primera madera, agujereamos la segunda. Como todos los agujeros deben coincidir, ni bien realizamos el primer agujero colocamos una mecha o varilla para que la madera suelta no se mueva al realizar los otros dos agujeros.

En el agujero del medio puse la varilla de acero inoxidable que usé para hacer los remaches (Metalcom 10cm AR$1).

Pegando la segunda parte del mango, y a su vez, los remaches, todo con pegamento epoxi.
El polietileno evita que el pegamento manche las prensas.
Estamos a mitad de camino. La cinta previene cortes y evita golpes sobre el filo.
Una vez curado el pegamento, comenzamos a darle la forma final al mango. La primera tarea es rebajar los remaches con lima, ya que su dureza puede romper la lija que usaremos después. También se puede utilizar una trincheta o formón para retirar los excesos de pegamento, para evitar que empaste la lija.
Lima sobre los remaches hasta llegar a la madera.
Una vez reducida la amenaza de los remaches, pasamos a la lijadora de banda para desbastar la madera. Lija 60 (de grano grueso), a media velocidad, revisando constantemente nuestros avances. Corroborar simetría y buscar que entre las maderas aparezca el acero.
Lijadora de banda. Cuidado con los dedos, prestar mucha atención.
Prensando el cuchillo entre dos tacos de madera, terminamos el mango con tiras de lija, moviendo la lija como un zapatero lustrando la punta de un zapato. Realizamos esta tarea sobre las cuatro caras del mango, procurando siempre mantener la simetría.
Lijado final con lijas de banda en deshuso, pero que aún sirven.
Después del lijado en seco, procedemos al lijado en húmedo. Aplicamos una mezcla de aceite mineral (vaselina líquida) y cera de abejas y lijamos con fibra multiuso (tipo Scotch-Brite), o sino podemos utilizar una lija al agua de grano 320 o mayor. Se forma un “barro” que retiramos con un trapo o papel de cocina.
Para evitar que cuando el mango se moje se levante la veta y quede áspero, mojamos el mango con agua (retirando el exceso con un trapo seco), esperamos unos 15 minutos a que levante la veta, y volvemos a lijar con la mezcla de aceite y cera.
El mango del cuchillo ya está terminado. Conviene cada tanto repetir la aplicación de aceite y cera para mantener la madera.
Cuchillo terminado.

Quedó lindo, ¿no?
Agrego como ejemplo un trabajo similar que realicé en conjunto con un artesano cuchillero (Original Dogo - Concordia - E.R. - Argentina): yo preparé la madera  para los cabos  con los sobrantes de la realización del plato (segmentos de guayibira y guatambú pegados con cola alifática resistente a la humedad) y él realizó el juego de cubiertos y los encabó (acero inoxidable suizo).
Cubiertos y plato - Maderas de guayibira y guatambú
Detalle de la veta diagonal - Diseño cola de flecha

sábado, 21 de septiembre de 2013

Prioridades de primavera

Tantos proyectos y tan poco tiempo para llevarlos adelante a todos. Se hace necesario, sino obligatorio, organizarse y establecer prioridades. Las redes sociales son una herramienta esencial a la hora de compartir información y mantener un contacto fluido con los demás, pero seamos sinceros, no son una prioridad en la vida.
En otras palabras, y en mi caso, esto significa menos teclado y mouse, y más serrucho y formón. La invitación es a pensar si el teclado le ha robado tiempo a otras cosas más importantes en la vida, y que tomemos cartas en el asunto.

Mientras tanto, y para ser consecuente con lo que propongo, en este primer día de primavera no voy a agregar ningún contenido original al blog, sólo me limitaré a re-publicar la entrada del año pasado.

Eleazar Bouffier - Imagen del cortometraje

viernes, 6 de septiembre de 2013

Gramiles

Se le llama gramil a la herramienta usada en carpintería para marcar líneas de corte en referencia a una borde o superficie, además de otras operaciones.
Los gramiles que hice son básicos y sirven para marcar líneas rectas. Con el tiempo voy a ir haciendo otro tipo de gramiles, que son para usos más específicos.
Hasta el momento venía reemplazando el gramil con el uso de una escuadra combinada y una trincheta, un método eficaz pero que demanda mucha atención y esfuerzo, ya que se deben mover las dos herramientas al mismo tiempo.

Las maderas utilizadas son guayubira (Patagonula americana) para el cuerpo y palo blanco (Calycophyllum multiflorum) para la varilla.
Los otros materiales utilizados son: arandela de acero, tornillo tanque, caño 3/4'' de hierro y bulón 1/4'' para madera con arandela de hierro y tuerca mariposa. Terminación: aceite de lino.

Pensaba colocar las fotos e ir explicando el proceso paso a paso, pero a falta de tiempo por el momento comparto este video que resume el proceso con imágenes.


sábado, 27 de julio de 2013

Comprar, tirar, comprar

La semana pasada terminé de restaurar un escritorio, puse algunas fotos en mi página de facebook y me hicieron comentarios muy lindos. Pero uno me llamó especialmente la atención:
"...¿Vieron la cantidad de cosas hermosas que se tiran a la basura por no molestarse en buscar la forma de repararlas?"
Este comentario lo escribió Enrique Mario Kovacevic, El carpintero del pueblo,  un amigo artesano de Santa Fe. Gracias Enrique por tu apoyo.

En la entrada anterior comenté algo sobre consumo responsable y puse un link a un video de la ONG Amartya, que resumen en dos minutos los conceptos básicos. Para poder ser consumidores responsables, resume el video, uno de los puntos a tener en cuenta es: "Rechazar la obsolescencia programada y demandar productos duraderos y sustentables".

¿Qué es la obsolescencia programada? Es una estrategia económica instaurada en nuestra sociedad de consumo, la cual consiste en hacer que las cosas tengan fecha de caducidad, se vuelvan obsoletas (ya sea porque se rompen o porque simplemente pasan de moda), presionándonos a elegir la opción de tirarlas y comprar una nueva. Pueden ampliar el concepto leyendo el artículo en Wikipedia.
Los invito además a ver un documental muy interesante realizado en España que nos cuenta la historia de la obsolescencia programada con ejemplos concretos, además de darnos alternativas para el cambio de paradigma: «Comprar, tirar, comprar.»

Pero yo soy carpintero, así que zapatero a tus zapatos: ¿existen muebles con obsolescencia programada?:
Por supuesto que sí, ya que la obsolescencia programada no es exclusiva de los productos de tecnología, sino que abarca todos los ámbitos de consumo. Cuando decidimos comprar un mueble, seleccionamos uno que ofrezca un precio ajustado para un diseño y funcionalidad adecuados. Para conseguirlo, el fabricante ajusta tanto el proceso de diseño como los materiales utilizados en su fabricación (utiliza aglomerados, por ejemplo). A cambio, la vida útil de dichos productos será inferior a la de un mueble realizado con madera maciza (uno bien realizado!). Se puede pensar entonces que el fabricante produce un mueble con materiales poco durables para forzar a los consumidores a cambiarlo con mayor frecuencia, en lugar de vender un mueble que lleguen a heredar nuestros hijos.

En mi caso, un requisito para el diseño y creación de muebles es su durabilidad: deben durar por lo menos el mismo tiempo que le llevó crecer al árbol del que proviene la madera. Esta es la única manera de hacer sostenible la fabricación de muebles. Se agregan a este requisito la reparabilidad (ver la imagen más abajo) y la reutilización (usar los materiales para otro propósito).
No tenemos excusa, como sociedad, de no ser capaces de lograr este simple objetivo.


Caja de valores que realicé hace unos años - Extraviaron la llave y tuvieron que romperla para abrirla, luego me la trajeron para repararla.
Así que cuando vaya a comprar mueble, que sea de madera. Y exija que sea de calidad. Después, úselo y páselo. Y si no está seguro de lo que va a comprar, no se deje engañar, pida asesoramiento. Estoy a su disposición para responder cualquier consulta.

viernes, 21 de junio de 2013

Reflexión: el invierno invita

El fuego de la vida - Energía de biomasa
Fuente: Google imágenes
El frío del invierno nos invita a buscar refugio en nuestro hogares, sentarnos al calor de la estufa, tomar una taza de chocolate junto a una buena compañía... y reflexionar. Reflexionar sobre lo que somos, lo que hacemos y cómo lo hacemos. Porque como hacemos una cosa, es como hacemos todas. O por lo menos así deberíamos actuar, a menos que la esquizofrenia consumista nos haya atrapado.
Los invito a informarse y reflexionar sobre un tema importante y desconocido: consumo responsable (trabajo local, calidad artesanal, conciencia material, conciencia ambiental, precio justo).

Fresno en un día soleado de invierno

lunes, 17 de junio de 2013

Aparador de pino

Aparador realizado con tablero de pino alistonado y terciado de pino.
Terminación: protector lasur satinado, color caoba.
Base con puertas corredizas.
Medidas: 60 cm de profundidad, 1.80 m de ancho, 2.20 m de altura
 

sábado, 18 de mayo de 2013

La historia de la madera - Pam Ortiz


The Story of the Wood

La historia de la madera

Respect the wood as it has swelled with every drop of rain that fell
Respeta la madera, ya que ha crecido con cada gota de lluvia que cayó
And it has shrunk again with every sun that rises
Y se ha contraído de nuevo cada vez que se elevó el sol
In the building of its rings it tells of joy and suffering
En la formación de sus anillos se refleja la alegría y el sufrimiento
It marks a prophecy for man and writes the history of the land
Esto marca una profecía para el hombre y escribe la historia de la tierra

Respect the eye that chose this tree beneath the forest canopy
Respeta el ojo que eligió este árbol bajo la frondosidad del bosque
It was the last eye to see it in its glory
Fue el último ojo en verlo glorioso
It knew the tale the wood would tell, but could not speak until it fell
Sabía que la madera contaría su historia, pero que no podía hablar hasta que cayera
It chose this story for ourselves like a good book off the shelf
Y eligió esta historia para nosotros como un buen libro de la estantería


The story of life’s seasons is the ballad that it sings
La historia de las estaciones de la vida es la balada que canta
Our lives are marked and bound together by concentric rings
Nuestras vidas están marcadas y unidas por anillos concéntricos

Respect the arm and simple strength that subdued its mighty length
Respetar el brazo y la sencilla fuerza que sometió su poderosa longitud
That embraced the wood with metal, bone and muscle
Que abrazó la madera con el metal, el hueso y el músculo
More than life came crashing down as one more giant hit the ground
Más que la vida se vino abajo cuando un gigante más golpeó el suelo
And was carted to the mill; somewhere the stump will mourn it still.
Y fue llevado al aserradero; en alguna parte el tocón lo llorará aún


Respect the labor and the toil of those who took this fruit of soil
Respeta el trabajo y el esfuerzo de los que tomaron este fruto de la tierra
And sliced it into slabs and planks and lumber
Y lo convirtieron en tablones, tablas y madera
Those that stacked it in the yard, those who shipped it wide and far
Aquellos que la apilaron en el secadero, los que la enviaron hacia todas partes y lejos
Did they know where it would land as they held it in their hand.
¿Sabían dónde terminarían mientras las sostenían en sus manos?

Respect the heart and mind that conceived a new design
Respeta el corazón y la mente que concibió un nuevo diseño
That would bring together disparate slabs of timber
El que se logró al unir tablas dispares de madera
To rebuild the tree anew in a form both me and you
Para reconstruir el árbol de una forma tal que tanto tú y yo
Could appreciate in awe what God’s eye alone once saw.
Pudiéramos apreciar con asombro lo que solamente el ojo de Dios vio alguna vez.

Last of all respect the hand that took these pieces and this plan
Por último, respetar la mano que tomó estas piezas y este plan
And added skill and art and all that it was able
Y agregó la habilidad, el arte y todo lo que pudo
The hand that chiseled, carved and planed, that sanded once and twice again
La mano que cinceló, talló y cepilló, lijando una vez y dos veces más
And now the story of the wood is more clearly understood
Y ahora la historia de la madera se entiende mejor
As it speaks to us through this chair and table.
A medida que nos habla a través de esta silla y esta mesa.

© 1993 Pamela Cardullo Ortiz
http://www.pamortizmusic.com/

lunes, 1 de abril de 2013

Cartuchera de mora amarilla


El "Libro del Árbol" (editado por Celulosa Argentina S.A. en el año 1975 y del cual escribiré próximamente), describe a la madera de MORA AMARILLA (Chlorophora tinctoria ó Maclura tinctoria) del siguente modo:

"Su madera es de color amarillo-claro en la albura y amarillo-ocre en su duramen, que va tornándose rojo-violáceo con el estacionamiento. Su textura es mediana a fina, homogénea, grano derecho, algo espigado, veteado poco notable; tiene buen brillo, ligeramente dorado, con reflejos tornasolados. Sus anillos de crecimiento son poco demarcados. Madera pesada (0,885 kg/dm³), dura, muy fuerte, resistente para aserrar y clavar, obteniéndose buena terminación al cepillar y pulir, aceptando normalmente el lustre y la aplicación de barnices y pinturas. Tiene muy buena estabilidad, con una contracción volumétrica próxima al 7%.  Estas propiedades permiten su utilización como parquets, artículos de tornería, ebanistería y tallas excelentes. También al aire libre tiene un comportamiento muy bueno, siendo utilizada en construcciones rurales, postes, construcciones civiles y navales en tierra y agua, demostrando gran durabilidad natural y resistencia al ataque de insectos y hongos. Su elevada cota de flexión permite su utilización para cabos y mangos de herramientas, como así también en todo tipo de elementos que requieran una madera resistente y flexible."

Para mayores detalles técnicos, consultar la Ficha Técnica Nº68 elaborada por INTI Madera y Muebles.
Nota: también es conocida como Olmo Americano.

Este ejemplar de mora amarilla tenía aproximadamente 25 años de edad al momento de ser talado, en junio de 2012. Un árbol joven, con un diámetro de tronco de 40 cm. Debido a la escasa longitud del tronco (aproximadamente 2 metros) y para facilitar su traslado (pesaba unos 200 kg), éste fue seccionado en cuatro partes y se realizaron cortes radiales para prevenir la aparición de fisuras debido al secado hasta tanto fuese utilizado (a pesar de que se trata de una madera muy estable).
Secciones del tronco recién llegadas al taller - Detalle de la hoja del árbol de mora amarilla
Corte con motosierra eléctrica
Tabla cepillada - De ella saldrán todas las partes para la cartuchera
Vista detalle del veteado

Espesor 7 mm
Se establecen las dimensiones y se marca con cúter para evitar fibras desgarradas y lograr mayor precisión

Con sierra circular de banco y la plantilla se realizan las uniones malletadas
Se pre-ensambla la caja para rectificar con lija todas las partes

Corte con sierra circular de la tapa y la base de policarbonato
Las dimensiones finales se ajustan con cepillo de mano
Luego de realizar las ranuras para la tapa y la base, se realiza la apertura para la tapa en uno de los laterales

Una vez encolada la caja, se encola la pieza suelta que se ve en la imagen anterior y se tapan los pequeños agujeros que quedan en el malletado debido al ranurado
Terminación: cera de abejas pura

La tapa desliza y puede ser retirada para usarse como regla
Detalle de la unión malletada

Detalle de la continuidad de la veta en las esquinas - Con el tiempo, el color de la madera cambiará a un tono ocre dorado


jueves, 28 de marzo de 2013

Otoño, frío y sopa

Este año el otoño llegó puntual como un inglés. Una estación para disfrutarla tanto dentro del hogar como al aire libre.

Es la estación de las cosechas de, por ejemplo, el maíz y el girasol. En la literatura representa la madurez. Las hojas de los árboles caducos cambian de color, hasta que se secan y caen ayudadas por el viento, que sopla con mayor fuerza.

Hojas de fresno sobre virutas de fresno y mora amarilla

Desde esta estación la temperatura comienza a ser un poco fría, y es una bendición llegar a casa luego de un arduo día de trabajo y poder disfrutar de una buena compañía y un plato de sopa caliente.

Cucharón - Madera de mora amarilla

jueves, 21 de marzo de 2013

21 de marzo - Día Internacional de los Bosques


Cuidémoslos utilizando responsablemente lo que nos brindan. Y si tienen la oportunidad, no dejen de plantar un árbol...

jueves, 24 de enero de 2013

Llavero para baterista

La batería es un conjunto de instrumentos musicales de percusión, usado para muchas agrupaciones musicales. La batería se toca con baquetas, las cuales varían según el material (madera, fibra o aluminio), grosor, longitud, tipo, material de punta (de madera o de nylon), forma de la punta (en forma de nuez, ovalada, barril...) y peso para tocar con mayor o menor rapidez, intensidad, precisión o con diferentes tonos en el caso de usar baquetas de punta de felpa, según las características de cada baterista.
Generalmente las más pesadas se usan para estilos más contundentes como el Hard Rock y el Metal por la potencia que proporcionan, y las más ligeras para estilos más suaves como el Jazz o el Pop, aunque cada baterista suele usar aquello con lo que más cómodo se siente.
Fuente: Wikipedia


Primero, obtengo las varillas cilíndricas de una sección cuadrada (guayibira en este caso).
Achanflano uno de los extremos con el formón.

Debe quedar más o menos así.

A partir de este extremo, se hace pasar la varilla por una arandela.

Poco a poco, las aristas van desapareciendo.
 
Una cabeza achanflanada evita que los laterales se rajen con los golpes del mazo.
Una segunda arandela deja la varilla en el diámetro buscado.

La varilla (palo blanco en este caso) y el cono para montarla en el torno.

El cono presiona la varilla y la contrapunta la sostiene.


Plantilla de acero templado con el perfil de la baqueta.
Altas revoluciones y presión para obtener el torneado. Se dan algunos toques finales con herramientas manuales.
 
Una vez obtenida la forma, se comienza con el pulido: lijas de grano 80 hasta 180.

Y por último, pulido fino con lana plástica.
 
Las baquetas con su proceso de torneado y lijado principal.
Retiro los tocones de los extremos con un cortante.

Lijo los extremos.
  
Se vuelven a montar en el torno para darle un acabado fino con lana plástica a los extremos.



Realizo los agujeros en el taladro de banco.
Con pequeñas limas, rectifico los agujeros internamente (lima redonda)...

... y también lateralmente (lima media caña).

Ahora las baquetas esperan su etapa de terinación.
Primeramente, aplico una capa de sellador.

Y por último, varias capas de laca sintética brillante, lijando entre una y otra.
 
El resultado final. Tres tipos de madera (de izq. a der.): mora amarilla, guayibira y palo blanco.
Actualización noviembre de 2013
En lo que va del año me hicieron varios pedidos de estos llaveros desde México y España. Ya que me resulta ilógico que alguien deba pagar más dinero por el envío que por el producto (las locuras de la globalización), siempre les propongo que busquen un artesano en su zona y con la ayuda del paso a paso les puedan hacer unos. Pues bien, he tenido novedades desde México, donde Mariana pudo conseguir a alguien que le hizo su llavero. Felicitaciones al artesano que las elaboró. Se siente muy bien poder haber sido de ayuda a la distancia.
Baquetas hechas en México.