sábado, 21 de diciembre de 2013

A la sombra de un árbol

El verano se está haciendo sentir este año, y la sombra de un árbol es algo impagable. Hagamos un breve recorrido por algunas curiosidades y datos que arrojen luz sobre las sombras, y ,¿porqué no?, aprovechemos el tema para irnos por las ramas:

- Los árboles en las ciudades traen múltiples beneficios. Una ciudad con árboles es una ciudad saludable y bella, y la sombra es un pequeño paraíso a la hora de transitarla, ya sea a pie o en vehículos.
 
- Cuantitativamente, ¿cuánta sombra da un árbol? A los amantes de las matemáticas le pueden gustar estos cálculos.

- Una de los varios orígenes que se le da a la palabra Chamamé tiene su origen en la frase guaraní: “Che amoá memé”, que traducido al castellano significa "Doy sombra a menudo, constantemente”. La enramada de los árboles otorga la sombra y, en la zona del Litoral (específicamente en el ámbito rural de la provincia de Corrientes), el baile chamamecero se realiza bajo las enramadas, que protege del inclemente sol de las siestas y del rocío de las madrugadas.




- Un proverbio chino dice que "El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es hoy". Así que si están interesados en plantar un árbol cuya especialidad sea dar sombra, consulten esta lista para tener una guía. Igual recomiendo consultar con un especialista, ya sea ingeniero agrónomo o paisajista.
En nuestra casa tenemos un fresno cuya sombra es muy apreciada y disfrutada todos los veranos.
El fresno de nuestro patio y el sol del mediodía

- ¿Y porqué no un poco más de folclore argentino? Esta vez desde Salta, la linda.